Español

10 errores comunes en el gimnasio

¿No sabes si estás entrenando correctamente?, ¿no obtienes resultados? Aunque puede ser cuestión de diferentes factores en Ópera Gym, tu gimnasio en el centro de Madrid, te contamos los errores más frecuentes en el gimnasio. ¡Lee con atención!

  • Apuntarse al más ‘cool’ sin mirar dónde está
    Tendrá máquinas de última generación, sauna, entrenadores personales y jabón y champú en las duchas que ayudarán a aligerar tu bolsa, pero si está lejos de tu casa o del trabajo lo más probable es que lo dejes más pronto que tarde. Según el Colegio Estadounidense de Medicina Deportiva, la continuidad depende en gran medida de que la sala esté cerca de nuestros lugares habituales.

  • Empezar sin calentar
    Puede parecer una pérdida de tiempo, pero calentar es la forma de prepararnos física y psicológicamente para el ejercicio. “Es una especie de puesta a punto”. El calentamiento reduce el riesgo de lesiones y es también la manera de sacar el máximo rendimiento a nuestro trabajo”. Así, si vas a estar una hora en el gimnasio, recomienda calentar 10 minutos y aumentar este tiempo si el ejercicio va a ser muy intenso.
  • Creer que sabes más que nadie y usar las máquinas sin asesoramiento
    No son difíciles de manejar, lo complicado es saber qué carga nos conviene, cuál es la postura correcta y cuántas repeticiones debemos hacer. Son muy seguras y es difícil hacerse daño. El problema es que la persona empiece sin que nadie le oriente.
  • Pasar de los monitores
    No están de adorno y tan importantes son para que te enseñen a usar las máquinas como para que te ayuden a organizar tus entrenamientos. Así le sacarás el máximo partido a tu tiempo de gimnasio y evitarás lesiones. La mayoría de la gente que se da de baja es porque va sola y, aunque las primeras semanas nota resultados, se estanca con facilidad.
  • Hacer siempre lo mismo y trabajar los mismos músculos
    Hacer siempre lo mismo y trabajar los mismos músculos. De esta forma entraremos en una zona de confort: los ejercicios no nos costarán ni tampoco nos resultarán eficaces. Hay que sorprender al músculo, intercalar intensidades, tiempos de descanso y tareas. De esta forma se consiguen mejores resultados y se disminuye el riesgo de lesión.
  • Utilizar la máquina más sencilla o divertida
    Siempre hay que tener presente que la construcción de masa muscular y la pérdida de grasa se consiguen cuando el entrenamiento es un desafío. Por eso, usar una máquina que nos resulte fácil no dará grandes resultados.
  • Fiarse de las calorías quemadas que marca la pantalla
    Si nuestro objetivo es quemar y queremos saber cuándo lo estamos haciendo lo mejor es recurrir al pulsómetro. A partir de una simple fórmula podemos hacer un cálculo aproximado de cuál es la intensidad a la que tenemos que trabajar para que el entrenamiento sea efectivo. Basta restar a 220 nuestra edad. El resultado representa nuestra frecuencia cardiaca máxima, que sería cuando quemamos más. Los expertos aconsejan trabajar al 70-85% de esa frecuencia cardiaca máxima para obtener resultados.
  • Descansar demasiado entre serie y serie
    Extender el tiempo de descanso puede echar por tierra nuestro trabajo. Lo aconsejable es reposar de 30 a 60 segundos entre serie y serie. Es orientativo, los descansos deben ir en función de lo que marque el pulsómetro. Se trata de retomar la actividad cuando nuestras pulsaciones estén al 60% de la frecuencia cardiaca máxima.
  • No llevar el calzado ni la ropa adecuada
    Si lo primero es cuestión de comodidad, lo segundo es cuestión de salud. El calzado “es fundamental porque evita muchas lesiones”. También es importante llevar ropa cómoda “para no desviar la atención del ejercicio”. Por muy bien que te quede ese minishort, si vas a estar más pendiente de bajártelo para que no se te vea el culo que de la serie que estés haciendo quizás sea más conveniente optar por otro. Tampoco es recomendable llevar una camiseta que pese demasiado al sudar o un chándal rígido que no te deje hacer la zancada con naturalidad. Una mala elección resta efectividad.
  • Hacer solo ejercicio aeróbico para perder peso
    No por estar una hora en la cinta adelgazarás más. Para bajar de peso lo mejor es un entrenamiento cruzado. “En la actualidad son muchos los estudios que han demostrado la mayor eficacia de combinar pesas con ejercicios cardiovasculares”, explica Pedro Ruiz. Habría que empezar con un circuito y dejar la cinta o la bicicleta para el final. Así alcanzaremos antes los picos de máxima intensidad.

Con información de www.huffingtonpost.es

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s